Aprender a Pensar

EL INCONSCIENTE (2)

escrito el 3 de Marzo de 2010 por en José Antonio Marina

Viene de El inconsciente (1)

Les recuerdo que me están acompañando en una investigación sobre el inconsciente. El punto de partida es un hecho conocido por todos. Nuestro cerebro es una máquina de producir ocurrencias. Llamamos “inconsciente” a ese conjunto de actividades que desconocemos, y del que sólo percibimos los resultados que afloran a la conciencia. Esto es una cura de humildad. Si nuestros índices de serotonina –una sustancia que influye en la comunicación neuronal- se alteran, estaremos deprimidos. Los neurólogos nos dicen una cosa muy extraña. Un segundo antes de que se nos ocurra hacer un movimiento, ya se han activado las zonas premotoras del cerebro. Todo sucede realmente dentro de nosotros un poquito antes de que nos demos cuenta. ¡Que complicación! ¡Qué misterio!

Continuamente emergen en mi conciencia sentimientos, ideas, deseos, imágenes, preocupaciones que son mías, aunque no lo quiera. Consideremos el caso de una persona envidiosa, como la que retrata Unamuno en “Abel Sánchez”. El envidioso no quiere serlo, le avergüenza ese sentimiento que, en cierto sentido, demuestra una situación de inferioridad respecto de otro, pero no puede evitarlo. Siente una punzada de dolor cada vez que su oponente ha tenido algún éxito. Los expertos dicen que en nuestro inconsciente se forman “esquemas emocionales”, que interpretan de una forma u otra los sucesos. El optimista con optimismo, y el pesimista con pesimismo. El valiente ve como oportunidad lo que el miedoso ve como amenaza. Los psicólogos nos dicen que la solución para cambiar esos estilos afectivos es cambiar el “esquema emocional” que los genera. Estamos, pues, en los dominios de la educación. Una de las funciones de la educación es ayudar a un niño para que construya bien su cerebro, es decir, para que establezca estupendos sistemas de producción de buenas ideas, buenos sentimientos, buenas decisiones.

¿Sabemos hacerlo? Estamos aprendiendo. Los “esquemas emocionales” tienen tres ingredientes: Uno, biológico. Nacemos con ciertas propensiones afectivas, genéticamente condicionadas. Dos, las creencias que tenemos acerca de nosotros mismos, de los demás, de nuestra capacidad para enfrentarnos con los problemas. Tres, nuestro sistema de deseos y preferencias. Ni todos deseamos lo mismo, ni lo deseamos con la misma intensidad. Los tres ingredientes pueden modificarse mediante la educación.

Hay un segundo objetivo educativo. Tras haber construido ese cerebro eficaz y fértil, hay que aprender a manejarlo. Conducir nuestro cerebro es más difícil que conducir un Ferrari. Hay que desarrollar lo que se llama el “cerebro ejecutivo”, del que depende la atención, la selección de proyectos, el paso a la acción, la orden de parada. La aparición de esta capacidad de autodirección ha sido un paso decisivo en la evolución humana. Para los interesados, diré que coincide con el gran desarrollo de los lóbulos frontales, el director de orquesta cerebral. Todos los animales aprenden, pero el hombre puede decidir lo que quiere aprender. Toda la sabiduría humana ha intentado cumplir estos dos objetivos: Educar el inconsciente, para tener buenas ocurrencias, y aprender a dirigirlo. La primera tarea va desde el cerebro a la conciencia. La segunda, marcha desde la conciencia hasta el cerebro. En ese misterioso vaivén se mueve nuestra vida.



7 Comentarios en EL INCONSCIENTE (2)

  1. amelia alvarez | 04-03-2010 a las 12:59 pm | Denunciar Comentario
    1

    Estimado D.J.Marina:
    En relación al tema del inconsciente, tengo una pregunta.Con la importancia que tiene en este momento el conocer todos estos temas fundamentales para el bien del hombre y consecuentemente su influencia en la sociedad ¿ como no se establece dentro del espacio educativo una optativa basada en contenido filosóficos y psicológicos ( saberes humanos)y que explique concretamente su tremenda relación. Debería plantearse en los departamento de filosofia.¿ No te parece?

  2. Dora Audubert | 04-03-2010 a las 5:02 pm | Denunciar Comentario
    2

    Estimado Profesor José Antonio Marina:
    Si queremos realmente responder a su preguntas seriamente,
    tendremos que aceptar la convocatoria de J. Lacan cuando en un gesto de humildad absoluta nos señala el camino de Retorno a Freud en sus “Lecciones Introductorias”… para interpretar y realizar construcciones de devolución en un análisis psicoanalítico que pretende desanudar los padecimientos que dan los síntomas.
    Partiendo de la base de que en el aparato psíquico la conciencia “razonadora” sólo es la punta del iceberg, y lo que se oculta sólo aflorará a través de los actos fallidos, el chiste, los sueños y sobre todo el retorno de lo reprimido pulsará a través de los síntomas y de las conductas no reconocidas por el mismo ejecutor como propias que tienen la función de cumplimiento de goce de las pulsiones tempranamente reprimidas. Esa es la prueba de la existencia previa del inconsciente dentro de un lugar psíquico particular y desconocido pero real y temible desde nuestra conciencia que contiene “lo reprimido en la infancia” además de las fantasías originarias que pueda considerarse como míticas, las experiencias infantiles como “resto de palabra oída” que se estructura como un lenguaje.
    El inconsciente freudiano a través de la Teoría Freudiana nos plantea la explicación del conflicto analizando la angustia y la repetición que se produce en una dinámica continua para vencer la censura resistiendo a través del retorno de lo reprimido que no cesa de abrirse y cerrarse como el foco de una cámara fotográfica, escurriendose a continuación y dejando sus huellas.
    El tema da para profundizarlo en todos sus aspectos pero creo que para empezar es suficiente por hoy.
    Saludos cordiales

  3. Dora Audubert | 04-03-2010 a las 5:41 pm | Denunciar Comentario
    3

    Prof. José A. Marina:
    le envío sitios Web en los cuales puedo también entablar contacto para desarrollar con otros profesionales conceptualmente el interesantísimo tema expuesto a la controversia por Ud. Gracias!

  4. Lic. Dora María Audubert | 09-03-2010 a las 4:23 pm | Denunciar Comentario
    4

    Prof. José Antonio Marina:
    Visito su página en el día de hoy, suponiendo que mi comentario podría haber tenido contestatarios que hicieran más interesante la entrada al tema en profundidad y me encuentro con la censura, que supongo es responsabilidad vuestra, ya que aparecede sólo la nota del pie incompleta,ya que no se da conocimiento al grupo de las direcciones de contacto que extendí. Esto sería aceptable, como protección de quienes generosamente nos exponemos.
    Pero me pregunto cual ha sido la razón para borrar el resto de mi exposición que solicito sea agregada y de no agregarla como fe de erratas, se me de una explicación ya que no debo haber violado las Normas de Uso por que no se encuentran publicadas .
    Los argentinos venimos de sufrir largos años de represión y censura que no aniquiló nuestra naturaleza de librepensadores y en este momento, con los represores detrás de las rejas a perpetuidad, pensamos y decimos haciéndonos cargo de nuestro discurso para los argentinos y para el mundo.
    Me despido esperando una respuesta a lo planteado.
    Lic. Dora María Audubert

  5. Lic. Dora María Audubert | 09-03-2010 a las 4:37 pm | Denunciar Comentario
    5

    Prof. José Antonio Marina:
    Solicito humildemente sus disculpas ya que revisando por última vez la página encuentro arriba del pie aludido y “in extenso” el cuerpo que creí censurado.
    Por lo tando no me cabe otra cosa que sorprenderme en un acto que tiene que ver on un “acting aut ” del INCONSCIENTE, por el cual los sujetos erramos pulsionalmente muchas veces en nuestra vida, en función de mecanismos de defensa que se producen de inmediato ante algun estímulo significativo.
    Reitero mis disculpas por haber supuesto una intencionalidad inexistente.
    Lic. Dora María Audubert

  6. Aprender a Pensar | 09-03-2010 a las 4:39 pm | Denunciar Comentario
    6

    | | Dora: nos alegramos de que se haya resuelto el malentendido. No obstante queremos indicarle que las Condiciones de uso del sitio se encuentran publicadas aquí (puede ver el enlace “Política de privacidad” al final de esta página y en las FAQ de la pestaña de Soporte).
    Muchas gracias y disculpe las molestias.

  7. lidia gonzalez | 09-02-2013 a las 4:57 pm | Denunciar Comentario
    7

    hola mi preocupacion es que me encantan estos temas ,pero leo y leo y nunca retengo nada de lo que me gusta y mi problema es no por ser grande o no saber mucho ..porque en mis recuerdos tengo grabado desde los 2 años hasta hoy toda mi vida …pero alli empieza mi problema ..porque hay momentos de mi vida que no los retuve ..por ejemplo yo creo que fui una niña zurda y en mi escuela les ataban la mano zurda detras de la espalda para obligarlos a escribir con la diestra…ese recuerdo mio esta pero no puedo memorizar si tambien a mi me lo hicieron…la duda esta porque yo con la izquierda no puedo hacer nada y otro problema es que todos mis problemas de salud los tuve en la parte izquierda de mi cuerpo…yo les tenia muchisimo miedo a mis maestras…repeti dos grados por eso….recuerdo que me ponian frente a las niñas mayores en las filas de los recreos y alli todos me miraban y yo aterrada por eso …no se tampoco si le contaba a mi madre ..pero es el dia de hoy que lo cuento continuamente ….eso es algo de todo lo que recuerdo…ahora mi problema es porque no puedo ler y retener lo que leo y me agrada??? es un tema que me gustaria conocer bien a fondo …fui a sicologos ,pero no se toco ese tema tambien fui a una constelacion donde me dijeron algo muy raro….porque yo busco a mis familiares de españa ,como en estos tiempos es facil contactarse con otros paises asi lo ise y me pude contactar con un hijo de un primo de mi abuelo ,el cual me envio por mail la foto que mi abuelo le obsequio desde la argentina por correo…esta busqueda de mi familia nace del recuerdo que tengo de mi abuelo que siempre me pedia le escribiera a su familia …y yo como toda chica nunca le di caso alguno a ese tema ..hoy me doy cuenta la tristeza de mi abuelo por no saber nada de ellos y el no se animaba a escribirles ..porque en argentina a el no le fue nada bien,se enfermo mi abuela y nunca pudo disfrutar de un buen pasar trabajo solo para pagar la enfermedad de mi abuela y comer y el alquiler…eso me remordio mucho la consiencia de haber sido tan mezquina y no escribir …ahora como me acuerdo de tantas cosas de mi infancia y no puedo retener lecturas ni nada …yo escribo poemas y jamas los puedo decir de memoria …por eso les escribo a uds para me ayuden a saber de mi inconsiente

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar