Aprender a Pensar

El I Congreso SM de Educación

escrito el 30 de Abril de 2010 por en Noticias

El jueves 29 de abril se celebró en Madrid el I Congreso SM de Educación, con la presencia de más de 400 profesores y equipos directivos de centro educativos de toda España, representantes del mundo académico, la pedagogía y las TIC y un selecto grupo de  expertos en tecnologías de la educación.

El congreso fue inaugurado por la Secretaria de Estado de Educación, Eva Almunia, que subrayó la importancia del Proyecto Escuela 2.0 para la mejora educativa y la construcción de “una verdadera sociedad de la comunicación y del conocimiento”, destacando el potencial de las TIC como herramienta para garantizar el acceso a la educación de todos los alumnos.

Pese a ello, señaló que “el ordenador no es suficiente”, y que debe ir
acompañado por la “formación del profesorado” y los contenidos digitales como los ingredientes básicos de la Escuela 2.0.

El primer ponente, Javier Cortés (director general del Grupo SM), centró su intervención en analizar los retos y peligros del mundo digital en la escuela y apostó por aprovechar “las oportunidades de las TIC para hacer que el proceso de aprendizaje utilice secuencias didácticas más eficientes”. Asimismo, Cortés apuntó que la inminente transformación de la enseñanza debe apoyarse en valores y creencias, ya que en tiempos de incertidumbre sirven de guía: “Abramos la escuela a las conectividades necesarias y recuperemos el protagonismo de los agentes educativos en la entrada del mundo digital en la educación”.

Tras la pausa para el café, la actividad se reanudó con una mesa redonda donde cuatro expertos trataron de responder a la pregunta “¿Sirven las Tic para aprender?“. Carles Sigalés, Eduardo Picón, José Antonio Marina y Juan Núñez estuvieron de acuerdo en que aún no se puede demostrar de manera concluyente que la tecnología ayude en el aprendizaje, aunque sí es una evidencia que mejora la motivación de profesores y alumnos, y en que hay que definir una estrategia para que las TIC ayuden en el proceso de aprendizaje.

Carles Sigalés, profesor de la Universitat Oberta de Cataluña (UOC) e investigador del Instituto Interdisciplinario de Internet de dicho centro, destacó que las TIC sirven para “representar mucho mejor lo que uno sabe” pero existen “distorsiones”: obstaculiza la delimitación de los contenidos al contar con una herramienta como Internet, incomoda la autoridad del profesor y aunque incrementa la comunicación, convierte el trabajo de cada alumno en una actividad independiente e idiosincrásica. Para Sigalés, que destacó algunos de los resultados del informe TIC e innovación en la educación escolar española (2009), “el profesorado utiliza las tecnologías para hacer lo que ya estaba haciendo antes de utilizarlas”. En este sentido, explicó que “es muy difícil que la innovación educativa surja sólo del uso de la tecnología sino que se necesita una estrategia que diga hacia dónde hay que ir”.

Por su parte, Eduardo Picón, investigador de la Universidad de Santiago de Compostela, aseguró durante su intervención que las TIC “mejoran la motivación de los profesores y alumnos pero no se puede demostrar que mejoran en el rendimiento”. En este sentido Picón instó a que “la escuela no se convierta en un gueto ajeno a la sociedad” y proporcione al alumno unas “competencias básicas” que le permitan desenvolverse en el mundo y ser capaz de “aprender por medios propios a través de las herramientas digitales”.

Durante su intervención, José Antonio Marina, filósofo, pensador y escritor, alertó de que se está haciendo una “ideología de las TIC” con la que hay que tener cuidado, pues, en su opinión, los tecnólogos están propagando una idea del trabajo y la educación donde “la inteligencia está en el sistema cuando en realidad la inteligencia reside en el individuo”, insistiendo en la idea de que el proceso de aprendizaje es siempre individual y depende de la memoria del individuo, que hay que ayudar a desarrollar.

Por último, Juan Núñez, director corporativo TIC del Grupo SM, aseguró que lo que sí está demostrado es que el uso de las TIC en el aula ayuda a “enganchar a aquellos alumnos que se quedan fuera de la enseñanza o con necesidades educativas especiales”. Núñez señaló que es necesario pensar el qué enseñamos y el cómo lo hacemos, advirtiendo de que el uso de la tecnología sin un plan pedagógico que lo sustente es contraproducente. Ante la pregunta “¿Con qué no se aprende?” se pone de manifiesto que cualquier recurso es didáctico siempre que se aplique correctamente.

Tras las breves exposiciones, comenzó un turno de preguntas moderado por la periodista Esther Jaén, que transmitió a los ponentes las cuestiones formuladas por el auditorio, así como las recibidas a través de Facebook y Twitter. Las inquietudes del profesorado tenían que ver con el fomento de la lectura en la era digital (a lo que carles Sigalés respondió que la televisión es la gran perjudicada por el uso de Internet), o la formación del profesorado en la Escuela 2.0. Ante esta cuestión los expertos se mostraron de acuerdo en que el profesorado está suficientemente formado para abordar la era digital de la enseñanza, aunque Juan Núñez señaló que el plan de la administración ha descuidado en parte la formación del profesorado y la generación de contenidos digitales de calidad en beneficio del equipamiento técnico.

La siguiente intervención corrió a cargo de José Antonio Millán, lingüista, experto en TIC y autor del libro editado por SM  “Hacia la escuela 2.0” (que puedes encontrar en este enlace), advirtió que “la escuela está frente a una presión que le está provocando ciberestrés o tecnoestrés, cada rato sale algo nuevo, pero las prisas son del mercado, y no nuestras”. Según Millán, la web 2.0 ofrece una serie de instrumentos, como redes sociales o blogs, que dan soporte para poder crear obras o escritos en colaboración: “Existe un respeto por lo que escribe el otro, lo que supone una buena forma de educar en la convivencia”.

Tras la pausa para la comida fue el turno de Augusto Ibáñez, director Editorial Corporativo del Grupo SM, que en su intervención “Nuevas formas de enseñar para nuevas formas de aprender”, afirmó que “es ingenuo pensar que la pizarra digital, o el ordenador, o la tecnología por sí misma vayan a provocar grandes cambios en el aula”, pues “por sí mismas no producirán un cambio significativo en el modelo de enseñanza-aprendizaje”. Ibáñez subrayó la utilidad de las TIC para atender al diversidad en el aula, pues “la clave de la escuela del futuro es mantener la equidad y estimular la excelencia, y el secreto es gestionar de forma óptima la atención a la diversidad” y es en este campo donde “destaca la gran oportunidad de las TIC” ya que el ordenador “abre un gran abanico de posibilidades que permiten adaptarse al ritmo, inquietudes y capacidades de cada alumno”.

El último conferenciante, Antonio Rodríguez de las Heras, situó las TIC como “nuevo espacio virtual” y no como herramienta, y reclamó formación teórica que consiga “en vez de destreza de los dedos, agilidad en las neuronas” para entender la tecnología.

El I Congreso SM de Educación, que fue clausurado por Leoncio Fernández, director general de la Fundación SM, tiene como objetivo convertirse en un foro de encuentro en el que debatir sobre temas de actualidad relacionados con el mundo educativo. Esta iniciativa se engloba dentro de las acciones que la Fundación SM pone en marcha anualmente para la formación del profesorado y el desarrollo de la investigación educativa, con el fin de revertir a la sociedad los beneficios generados por el grupo editorial. En la zona de exposición pudieron verse los productos del proyecto educativo Conecta2.0, lanzado por la editorial para el curso 2010-2011, y que es fruto del nacimiento del Plan Escuela 2.0 anunciado por el Gobierno y de los más de 10 años que la editorial lleva investigando el impacto del ordenador, de los contenidos digitales y el uso de recursos basados en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en los procesos de enseñanza y aprendizaje. El Proyecto Conecta2.0 se apoya en tres pilares básicos: la disponibilidad de los contenidos en diferentes soportes (conectando papel y digital), los servicios para el profesorado y el alumno, y la puesta en marcha de una comunidad virtual (www.smconectados.com) en la que los profesores pueden interactuar con los editores de SM o con otros profesores para propiciar así una actualización y mejora continua de los materiales y los contenidos. Uno de los productos del proyecto, el Libro Interactivo en Red (LIR), ha sido seleccionado para la edición de 2009 del especial “Las 100 Mejores Ideas” que publica anualmente la revista Actualidad Económica.



Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar