La secretaria de Estado de Educación y Formación Profesional, Eva Almunia, presentó el martes los resultados de la Evaluación General de Diagnóstico realizada en 2009 a alumnos de 4º de Primaria, una prueba realizada en consonancia con los criterios de las pruebas PISA. Es la primera que se realiza para todas las Comunidades Autónomas, según establece la Ley Orgánica de Educación.

Las pruebas se basaban en la evaluación de competencias, es decir, en la aplicación por parte de los estudiantes de los conocimientos adquiridos. Las competencias evaluadas han sido la competencia en comunicación lingüística, la competencia matemática, la competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico y la competencia social y ciudadana.

En el estudio han participado un total de 28.708 alumnos, 887 centros, 1.341 profesores, 25.741 familias y 874 equipos directivos de las 17 comunidades autónomas y de Ceuta y Melilla.

Todos en la media

Dos tercios de los alumnos tienen puntuaciones medias en los parámetros establecidos. Los resultados, según los interpreta la administración central, ponen en evidencia la homogeneidad del sistema educativo en todo el país, con escasas diferencias entre Comunidades Autónomas, aunque La Rioja, Asturias y Castilla y León sobresalen, estando a la cabeza en todas las pruebas. Por la cola, la Comunidad Valenciana, Canarias y Baleares, junto con las ciudades de Ceuta y Melilla, han obtenido las puntuaciones más bajas. Destaca también el caso de País Vasco y Cataluña, que han quedado situadas por debajo de la media pese a ser, tradicionalmente, comunidades sobresalientes en el ámbito educativo.

En cualquier caso, no hay que olvidar que estas puntuaciones no son absolutas, sino que se extraen de la media de los resultados, es decir, que se calculan, una vez hechas las pruebas, con lo que saben de media los alumnos. Se impone por tanto la necesidad de la reflexión acerca de la homogeneidad del sistema educativo, pues la homogeneidad no es un valor en sí misma si no se acompaña de excelencia, y podría ser que se estuviera constatando que todas las comunidades son igualmente mediocres en nivel educativo.

Otras conclusiones

Otras conclusiones interesantes del estudios son:

  • Las expectativas con respecto a los propios estudios son determinantes en los resultados, pues aquellos estudiantes que aspiran a alcanzar unos niveles de estudios mayores (Formación Profesional de Grado Superior o Universidad) obtienen mejores resultados que aquellos que piensan abandonar los estudios al finalizar la etapa obligatoria.
  • La presencia de alumnado inmigrante no tiene prácticamente influencia en el grado de adquisición de competencias por parte del alumnado español.
  • Los resultados de los alumnos que han repetido un curso están, de media, un nivel por debajo que el de los demás en las cuatro competencias.
  • Las diferencias de resultados entre centros son menores que las diferencias entre los mejores y peores resultados dentro del mismo centro, y ni unas ni otras se explican por las condiciones socio-económicas de las zonas o las familias. De este dato la Secretaría de Educación deduce “la necesidad de profundizar en la autonomía de los centros y en apostar por la atención individualizada de los alumnos”.

Ver el informe