Un informe de la CE asegura que, de las catorce redes sociales más importantes, solo dos cumplen con el protocolo de seguridad acordado y protegen por defecto la privacidad de los menores de edad.

La seguridad de los menores en Internet constituye un asunto que cada día cobra más importancia. Niños y adolescentes se suman en masa a los servicios más populares de la red, con especial predilección por las redes sociales, lo cual obliga a las empresas responsables y a las autoridades a adoptar medidas para garantizar su protección.

Uno de los primeros pasos en ese sentido se tomó en febrero de 2009, cuando la Comisión Europea estableció un acuerdo con las principales redes sociales para realizar un esfuerzo conjunto que contribuyera a mejorar la seguridad de los menores. Establecer por defecto como privados los perfiles de los menores, impedir que dichos perfiles puedan ser localizados a través de los buscadores e incluir un botón para denunciar abusos fueron algunas de las medidas consensuadas.

Tras más de dos años de dicho pacto, la CE ha presentado un informe en el que denuncia el incumplimiento por parte de las redes sociales de aquellos compromisos acordados. El documento se titula Assessment of the Implementation of the Safer Social Networking Principles for the EU on 14 Websites: Summary Report, y en él se indica que, de las catorce redes sociales analizadas, solo MySpace y Bebo han protegido por defecto la privacidad de los menores. Ello significa que en una amplia mayoría de estos sitios, los otros doce servicios estudiados, cualquier usuario puede visualizar el perfil de los menores de edad, con la consiguiente brecha de seguridad que ello puede generar.

Avances y retrocesos

Los resultados de la investigación son decepcionantes, más si se tiene en cuenta que las propias redes sociales fueron las que propusieron los puntos para la autorregulación. Facebook, el servicio con más usuarios en todo el mundo, permite que los perfiles de los menores sean accesibles a los amigos de sus amigos y a los miembros de otras redes, ya que no se configuran por defecto con la máxima privacidad. La CE también ha destacado que esta red social no responde a las quejas sobre contactos y contenidos inapropiados y que suele incluir publicidades que no son adecuadas para los menores.

Tuenti, muy popular en España, permite violar con mucha facilidad el límite de catorce años para acceder al registro. El servicio deja que todos los usuarios de su red contacten con los menores a través de mensajes privados y también incluye los perfiles de los jóvenes en su buscador interno sin ningún tipo de límite o restricción.

El informe de la CE, de todas formas, pone el acento sobre algunos avances. Doce de los catorce sitios web (todos excepto Tarifa y Zap) impiden que los perfiles de los menores sean encontrados por buscadores externos como Google, algo que solo cumplían seis redes en 2010. Trece sitios, por otra parte, brindan información sobre seguridad dirigida específicamente a los menores: la excepción es Arto.

La vicepresidenta de la Comisión Europea, la holandesa Neelie Kroes, ha reconocido estas mejoras sin dejar de advertir de que la mayoría de las redes sociales no garantiza por defecto que los perfiles de los menores sean accesibles únicamente para sus contactos.

Kroes consideró que los jóvenes no entienden las consecuencias que puede suponer el hecho de revelar su vida en la web, una realidad que obliga a las autoridades y las compañías a hacer un esfuerzo por protegerles hasta que puedan tomar decisiones concientes sobre el manejo de la información personal. Un asunto espinoso en el que todas las partes implicadas pueden hacer algo más para proteger la seguridad de los menores de edad.

Más información:

Acceso al informe (en inglés).

Conclusiones sobre Tuenti (en pdf).

II Estudio del IAB sobre Redes Sociales en Internet

Noticia original en SMConectados