Aprender a Pensar

Un nuevo sistema de acceso al cuerpo de profesores

escrito el 11 de agosto de 2011 por en Noticias

La intención del Ministerio de Educación de renovar el sistema de acceso al cuerpo de profesores ha avivado el debate en el ya inquieto ámbito educativo, que vive en los últimos tiempos una época de incertidumbre a causa de los recortes anunciados por las administraciones.

El ministro Ángel Gabilondo volvió a abogar el fin de semana pasado por un sistema de selección del profesorado similar al MIR (Médico Interno Residente), el programa existente para los médicos en formación, que consiste en un examen de nivel y un periodo de prácticas remuneradas, y a través del cual obtienen el título de especialista.  Gabilondo defendió este tipo de sistema , que se centra en “buscar a los mejores y dar una dimensión práctica a la formación”.

Con este tipo de formación, el Ministerio quiere asegurar la “igualdad de oportunidades”, así como dar “mérito a la experiencia” y a “los conocimientos y las competencias” de los aspirantes. En este sentido, el sistema aportaría la novedad de no valorar la mera antigüedad por encima del resto de los méritos, sino de que “la enseñanza práctica” tenga también su “calificación”.

El proyecto podría concretarse en septiembre, con un decreto que regule el acceso a los cuerpos docentes. Sin embargo, quedan muchas variables por determinar, como la duración de las prácticas, la selección de los centros para llevarlas a cabo y la compensación económica que recibirán los docentes “tutores” de los nuevos profesores.

Más información:

¿Quién debe iniciar el cambio educativo?, artículo de José A. Marina en La nueva frontera

Elevar el estatus de los profesores, artículo en Aprender a Pensar

Noticia original de EFE



2 Comentarios en Un nuevo sistema de acceso al cuerpo de profesores

  1. Ángel | 23-08-2011 a las 1:23 am | Denunciar Comentario
    1

    ¡Vaya hombre! ¡Ya apareció otro ministro iluminado que nos va a salvar la vida!

    Lo que necesita el Magisterio son unas normas fijas y claras,
    para que cada persona sepa en qué aspectos se tiene que formar o mejorar, a fin de conseguir un puesto de trabajo, en esta jodida (perdón) profesión,
    en la que cada vez que llega un Ministro (a veces hasta interino) pone todo el sistema patas arriba y !aquí no queda títere con cabeza!

    ¡Por favor! Háganme pequeños cambios para corregir los defectos o vicios del sistema pero no inventen un sistema nuevo que seguro que tiene fallos por todos lados.

    ¡Virgencita que me quede como estaba!

  2. Concha Serrano Soriano | 09-09-2011 a las 12:04 am | Denunciar Comentario
    2

    Quería comentarles que en principio parece interesante la idea del MIR, aunque necesitaríamos reflexionar sobre ello.
    Yo pertenezco a una de las cuatro promociones que titulamos con el plan 67, creo que fue el mejor plan de magisterio que ha habido y podría decirse que hicimos algo parecido al MIR (posiblemente era caro y por esa razón sólo dio de si para cuatro o cinco promociones) . Supuso un gran cambio respecto a planes anteriores, puesto que para acceder a magisterio fue necesario tener el bachillerato superior (6º y reválida), titulación equivalente a los bachilleratos actuales. Se cursaban dos años, desde mi punto de vista con bastante más enfoque pedagógico que en la actualidad, aunque se contemplaba menos el tema de las especialidades, pero salíamos con más dominio en el campo de la didáctica y la pedagogía. Creo que en la mayoría de los casos así se ha puesto de manifiesto a lo largo de nuestra vida profesional.

    El tercer año, que podría ser una aproximación al MIR, era un curso completo de prácticas en un colegio público y supervisado por los profesores de la universidad. Este curso era remunerado, recuerdo que era nuestro primer sueldo, pequeño, pero suficiente para la edad que teníamos. Durante ese curso pasábamos por todos los niveles educativos desde infantil a la recién estrenada EGB. Trabajábamos codo con codo con los tutores y nos otorgaban responsabilidades de cierta importancia. Nada que ver con las prácticas que hacen los alumnos en la actualidad, que salvo raras excepciones, casi ni se nota su paso por las aulas. Bien es verdad que nuestros tutores de la universidad, por aquel entonces Escuelas Normales, nos sometían a un riguroso seguimiento, muy diferente al que se realiza en la actualidad, que en los tres meses de prácticas que hacen ahora los alumnos, sus tutores pasan por los centros una vez (al menos esa es mi experiencia).

    Al haber leído varias veces la propuesta de algo parecido al MIR para la formación de los futuros maestros, he recordado el tipo de formación que algunos de nosotros recibimos.

    Sólo pretendía enviarles esta reflexión, justo en el momento en que acabo de jubilarme al cumplir los 60 años y haber podido disfrutar de esta bonita profesión durante más de 35 años de servicio como maestra de enseñanza pública.

    Entre otras muchas cosas, y bajo mi humilde punto de vista, para mejorar la educación de este país es imprescindible que mejore la formación del profesorado.

    Reciban un cordial saludo

    Concha Serrano

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar