Aprender a Pensar

¿Cuál es el impacto de la formación en la retribución?

escrito el 27 de Diciembre de 2011 por en Estudios,Noticias

Profes.net

Un estudio detecta una importante diferencia en el salario de quienes tienen un posgrado y aquellos que disponen de formación más básica.

La crisis económica ha modificado y sigue modificando muchas de las realidades con las que hemos convivido en España durante tantos años. Pero no pudo con ciertos principios. La formación aún se mantiene, pese a todo, como la mejor carta para conseguir un empleo de calidad y bien remunerado.

Esta es la conclusión más relevante de “Impacto de la formación en la retribución 2011”, la nueva edición del estudio desarrollado por la consultora ICSA Grupo con la colaboración de La Salle Universities. El trabajo está considerado como el más exhaustivo de su tipo en España, ya que toma en cuenta más de 30.000 datos salariales.

La investigación indica que, a pesar de que los universitarios aún marcan diferencias relevantes en su retribución frente a los no titulados, la formación más especializada es un factor cada vez más determinante en las retribuciones. A la formación y la experiencia, pues, se le suma la especialización como piedras angulares del desarrollo profesional.

Más salario, mejor empleo


Es interesante destacar que el impacto de la formación en el salario se incrementa con el correr de los años. En los salarios de los más jóvenes (hasta 30 años de edad), la diferencia entre aquellos que tienen un posgrado y los que cuentan con una formación más básica alcanza el 59 %: 18.265 euros de retribución bruta anual frente a 28.966 euros. Dicha distancia aumenta mucho más a los 50 años y llega a ser 2,4 veces superior (33.162 euros frente a 80.612 euros).

El informe destaca además que los trabajadores con formación universitaria acaparan el 87 % de los puestos directivos, lo que supone un incremento del 3 % respecto a los datos de 2010. La igualdad de categoría profesional no es ajena a las diferencias en función de la titulación: los no universitarios perciben una remuneración casi un 20 % inferior que sus homólogos universitarios y un 26 % menor que quienes cuentan con un posgrado.

Los datos recogidos por el estudio permiten indicar que un universitario con posgrado que comience su carrera laboral a los 24 años y se jubile a los 65, puede aspirar a recibir ingresos brutos superiores a los 2,5 millones de euros a lo largo de su carrera profesional.

Las cifras publicadas en esta entrega del estudio no hacen más que confirmar que la formación sigue siendo una inversión valiosa que siempre rinde sus frutos, aún en un contexto económico adverso. Estudiar, por tanto, sigue siendo el camino más directo hacia un empleo con garantías de calidad.

Más información

ICSA Grupo
La Salle Universities



Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar