Solo es el principio es una película documental francesa de Jean-Pierre Pozzi y Pierre Barougier que refleja  la  importancia de la educación y de aprender a pensar, a través de un proyecto educativo en el que se introducen clases de Filosofía para niños de 3 y 4 años.

Los niños protagonistas de este curso de filosofía comentan en clase lo que piensan acerca de temas como el amor, la libertad, el pensamiento y la muerte. En su día a día, vemos como van aprendiendo a escucharse unos a otros y a reflexionar cada vez mejor.

El Programa de Filosofía para Niños nace a finales de los años setenta de la mano de Matthew Lipman, en el Monclair State College de Nueva Jersey. Lipman, tras considerar las deficiencias en el ámbito cognitivo y del pensamiento con que llegaban los alumnos a la Universidad, se planteó la necesidad de encontrar una disciplina que, en lugar de enseñar solo conocimientos, ayudara a los alumnos a aprender a pensar. Lipman decidió que esta disciplina era la Filosofía y propuso enseñarla a los alumnos desde la infancia.

 En la web del Centro se puede conocer la historia del programa, sus objetivos y aplicaciones.

¿Qué objetivos tiene el programa de Filosofía para Niños?

El programa tiene como objetivo la estimulación, desarrollo y perfeccionamiento de un pensamiento complejo, es decir:

  • Pensamiento crítico. Basado en el juicio razonable, la búsqueda de las buenas razones que estén bien argumentadas para fundamentar nuestras opiniones.
  • Pensamiento creativo. Explorador e innovador. Que imagina alternativas, busca la solución de problemas con flexibilidad y fluidez.
  • Pensamiento ético. Pensamiento cuidadoso o cuidante. Orientado a la acción y atento a la conexión entre nuestras acciones y sus efectos o consecuencias en el mundo. Este pensamiento apela a la responsabilidad.

Este es el trailer de la película Solo es el principio subtitulado en español.