Aprender a Pensar

El aprendizaje con sentido

escrito el 16 de Enero de 2013 por en Aprender a Pensar

El profesor congoleño Mbuyi Kabunda comentaba hace años en una conferencia que, al recordar en la actualidad los textos escolares con los que aprendía de pequeño en su país, comprendía  más que nunca la importancia del contexto en el aprendizaje. En aquellos libros se hablaba del metro de París o de la distancia entre Lyon y Burdeos, lo cual carecía por completo de sentido para los niños de su clase.

Este ejemplo expresa de manera muy clara un camino educativo que no solo no facilita el aprendizaje sino que, además, lo convierte en una carrera de obstáculos. La opción contraria es lo que se conoce como aprendizaje significativo o aprendizaje con sentido, que parte de los conocimientos previos del alumno para que pueda relacionar los nuevos con aquellos que ya forman parte de su bagaje personal.

Los conocimientos previos no necesariamente se adquieren en la educación formal. El alumno los ha construido a partir de su experiencia tanto en el aula, como en la familia, o en el entono social.  Tienen un carácter eminentemente práctico y, además, son persistentes, se han arraigado fuertemente en él, muchas veces de manera inconsciente. Por este motivo, si contienen razonamientos erróneos, son especialmente difíciles de desmontar. 

Está comprobado que activar un conocimiento previo ayuda a dar sentido a un conocimiento nuevo con el que se asocia. Pero, ¿cómo podemos potenciar este tipo de aprendizaje?

Algunas pistas para favorecer el aprendizaje con sentido

1-Tener presente que el aprendizaje nunca comienza de cero, de mentes en blanco, sino que parte de conocimientos y experiencias previos.

2-Procurar que los nuevos contenidos hagan referencia a conocimientos previos.

3-Presentar los nuevos conocimientos de forma organizada, de manera que puedan establecerse conexiones lógicas.

4-Utilizar un lenguaje que no resulte demasiado difícil o novedoso.

5-Asumir el papel de profesor mediador entre los conocimientos y los alumnos.

6-Centrar el aprendizaje en los alumnos y hacerles responsables del mismo, mediante un proceso de preguntas que les mueva a investigar y descubrir.

7-Utilizar estrategias que motiven a los alumnos a aprender, que despierten su curiosidad, su interés.

8-Fomentar el aprendizaje en grupo, a través del intercambio de opiniones y conocimientos individuales.

9– Adecuar las tareas a las capacidades de los alumnos.

10 – Evaluar el aprendizaje con los alumnos, de manera que conozcan sus puntos fuertes y débiles, su manera de acceder al conocimiento, de aprender a aprender.



1 Comentario en El aprendizaje con sentido

  1. 1

    Hola, buen día.
    Les saludo y les comento que las “pistas” son muy buenas, precisas, concretas y fáciles de implementar. Bueno, en el sentido básico de “fácil”, ya que de cualquier forma requiere que todo docente realice un esfuerzo en sus actividades de planeación para verificar que se consideren los elementos recomendados.
    Hay forma de hacerlo, y de hacerlo bien. Creo que bastaría con una revisión de las pistas como lista de verificación en nuestra estrategia didáctica y de ahi, empezar a incluir los elementos dependiendo de la asignatura y el propio estilo personal de docencia.
    Sin duda, lo podemos lograr.
    Saludos desde Sonora, México.
    Víctor Flores

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar