Alejandro Feijóo / Profes.net

Con YouTube para Escuelas se da un nuevo paso hacia un uso cada vez más responsable y seguro de los contenidos de la red.

La utilización de materiales audiovisuales en los procesos de enseñanza-aprendizaje se ha convertido desde hace tiempo en una realidad incontestable en las aulas de nuestros centros educativos. Por otra parte, la provisión de contenidos especializados parece consolidarse como la tendencia dominante en una red en la que cada vez resulta más difícil categorizar la información y distinguir lo importante de lo accesorio.

Un nuevo servicio del portal de vídeos YouTube reúne ambas características. Se trata de “YouTube para Escuelas”, un proyecto que limita el acceso a los vídeos de contenidos exclusivamente educativo. El desarrollo consiste en un filtro que permite la utilización pedagógica de contenidos formativos de un modo seguro y responsable.

Los responsables de los centros educativos pueden apuntarse al proyecto e inscribir en él sus colegios e institutos. De este modo se garantiza que los alumnos accedan a un contenido exclusivo al mismo tiempo que se bloquean otros tipos de vídeos. Ello es posible gracias a que cada escuela puede personalizar su propio canal mediante una configuración específica que permite la selección de los vídeos más adecuados.

Hasta el momento se han creado unas trescientas listas de vídeos con contenidos correspondientes a distintas asignaturas y áreas del conocimiento, a la vez categorizados por nivel educativo. Así, pueden encontrarse desde conferencias magistrales de profesores universitarios hasta presentaciones, animaciones con mapas, propuestas innovadoras y un largo etcétera que cubrirá las necesidades docentes.

Los profesores, por su parte, cuentan con un canal para docentes donde podrán acceder a contenidos específicos, así como a vídeos de ayuda para obtener el máximo provecho de esta herramienta educativa.

Más información: