Muchos de nosotros recibimos una educación que nos inculcó ideas erróneas que han actuado como órdenes inconscientes que nos han perjudicado emocionalmente.

Álex Rovira, en su obra La brújula interior, escribe que estas órdenes se pueden resumir en 6 impulsores:

1. Complace
2. Sé perfecto
3. Sé fuerte
4. Date prisa
5. Esfuérzate
6. Ve con cuidado

¿Qué ocurrirá si educamos bajo estos impulsores?

1. Si predomina un “complace” como impulsor, nuestros hijos intentarán ser aceptados y queridos a cualquier precio.

2. Si el impulsor que transmitimos es “sé perfecto”, sufrirán las consecuencias de la propia presión por la perfección. El niño al cual se le repite “puedes hacerlo mejor”, puede interpretar “nunca seré lo suficientemente bueno”.

3. Bajo el impulsor “sé fuerte”, se reprimen las emociones. Por ejemplo, el niño al cual se le repite “los hombres no lloran”, acabará escondiendo sus verdaderos sentimientos.

4. Bajo el impulsor “date prisa” es fácil cometer errores, como comprometerse antes de tiempo o decidir prematuramente.

5. “Esfuérzate” es otro de los males de nuestra civilización cuando ese esfuerzo está mal interpretado. Si la idea que subyace es: “las cosas que valen, son las que se sufren”, nuestros hijos dejarán de valorar aquello en lo que son habilidosos.

6. Finalmente, el impulsor “ve con cuidado” es una clara invitación a no hacer, a quedarse bloqueado, a no arriesgarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

SM (ver datos en la Política de Privacidad) tratará sus datos con la finalidad de atender su solicitud, siendo la base legal para ese tratamiento el eficaz desarrollo de nuestras relaciones. Los datos, salvo obligación legal, no serán comunicados a terceros que no necesiten conocerlos para dicha finalidad. Solo si nos autoriza expresamente marcando la casilla correspondiente, además, podremos proceder al tratamiento de sus datos por otras entidades de grupo SM, con la finalidad de enviarle comunicaciones de nuestros productos y servicios.

Podrán existir tratamientos fuera del territorio nacional, quedando garantizado siempre, en ese caso, un nivel de protección adecuado según ley.

Puede acceder, rectificar y suprimir los datos, así como ejercitar otros derechos legales, dirigiéndose por escrito a nuestro Delegado de protección de datos. Para más información, consulte nuestra Política de Privacidad.