El gobierno de la Comunidad de Madrid propuso ayer en la Asamblea convertir487670 la figura del maestro y del profesor de secundaria en “autoridad pública”. La medida pretende mejorar la convivencia en las aulas, recuperando la autoridad de los docentes. Los médicos, los inspectores de educación y sanidad y los jueces ya disfutan de esta distinción, que les presupone veracidad y convierte en delito de atentado contra la autoridad pública la agresión contra su persona. Algunas comunidades españolas tomaron ya hace tiempo esta iniciativa.

¿Crees que puede resultar de utilidad?

Ver noticia en La Vanguardia

Ver noticia en El Mundo

Ver noticia en ABC

Ver noticia en El País

13 Comments

marta ct

Estoy totalmente de acuerdo, somos los profesores los que reforzamos o (tratamos de mejorar) la educación que pueden traer de las casas, nuestra forma de actuar en clase, las normas, el saber estar que le inculcamos convierten a los niños en personas con valores sociales de los que a veces carecen. El respeto es fundamental en el crecimiento de los jóvenes, y en el colegio donde pasan muchas horas es donde luchamos por que ese respeto sea recíproco. Todo esto, ¿ no es merecedor de “autoridad pública”?.

Reply
Félix García Moriyón

Me parece un error mayúsculo. La función docente es diferente a la de los agentes de la autoridad. Debemos, ciertamente, estar respaldados en nuestra actuación por la administración y por la dirección de los centros y debe mantenerse la autoridad institucional propia de la escuela, pero nada más.
Los problemas de convivencia en los centros (que tampoco son tan graves como dicen) debe ser resueltos con otros modelos de trabajo. sin ir más lejos, con el plan que proponía en su día la misma Comunidad de Madrid, Convivir es Vivir.

Reply
claudia

Soy maestra, y es cierto que la falta de respeto hacia nuestra profesión es palpable a nivel social.

Reply
Juanjo

Aunque necesaria, ¿no resulta paradójica? Me explico.
Se nos supone a los docentes como transmisores (a veces, incluso como modelo) de la cultura del diálogo y el entendimiento mutuos. No obstante, y en virtud de tal título de “autoridad”, puede que se de la circunstancia de que tenga que recurrir a ello para hacer valer mi postura (independientemente de que tenga o no razón)… Como que no pega ni con cola.
O bien estaremos actuando como fiel reflejo de nuestro fracasado sistema socio-político (a mi juicio): una aparente democracia que esconde un poder fáctico y represor (corporaciones que controlan gobiernos, corrupción, y etc.)

Reply
Marcos

Como profesor, siempre he considerado mi labor un complemento a la labor educativa que los padres deben desarrollar en casa (digamos que en un 70% padres-30% profesores). Lo que ocurre es que ese porcentaje de labor educativa que viene de los padres, muy raramente se cumple y lo que nos llega a las aulas no son alumnos sino mostrencos, por lo que muy raramente puedo yo cumplir con mi 30% correspondiente. Por lo tanto, la autoridad que nos han quitado los padres (y por consiguiente los hijos) alguien nos la tiene que devolver, como si es mediante una ley y por la de malas.

Reply
Geancarlo

Pienso y creo que eso de 70% padres y 30% profesores es puro cuento, realmente todo depende del alumno y de como complementa la cultura educacion familiar y buenas costumbres con la enseñansa en el colegio… no hay cifras es variable¡

Reply
Charo

Creo que hay que recuperar la autoridad no solo en las aulas. Lo primero de todo, las familias, los padres y/o madres, deben educar a sus hijos e inculcarles desde que apenas tienen un añito valores como el respeto, el orden, la disciplina, etc. Cada día notamos más estas carencias en nuestros alumnos.
En los colegios e institutos, los profesores y directivos tenemos que contar con herramientas para recuperar la autoridad y, lo que es más importante, necesitamos el reconocimiento de las familias, que no dejan de desautorizar al profesor, que no se implican, que “pasan” mucho de los hijos, que les dejan hacer lo que quieren, que nos insisten en que les motivemos, les exijamos, les controlemos… Y ellos, ¿qué? Podría seguir y dar mil ejemplos concretos.
Y la sociedad, eso ya es más difícil. Pero, por poner un ejemplo, ¿qué ejemplo transmiten muchas series de televisión?
¿qué profesores nos muestran? ¿qué colegios nos enseñan?
Se puede hacer mucho, y no se hace nada.
Debiéramos reflexionar mucho sobre todo ello

Reply
Maribí

En esta sociedad que ha perdido el norte educativo y que necesita poner por escrito absolutamente todo por falta de sentido común es justo que se confirme esta propuesta.
Los problemas en los centros son reales y comprobables.No debemos mirar a otro lado ni confiar en que los modelos televisivos cambien las cosas.
Por otro lado, no se trata de recuperar la autoridad. En sentido estricto, se trata de recuperar el reconocimiento de dicha autoridad, inherente a nuestra labor.

Reply
Carmen

Desde luego que me parece una idea sensata por parte de la Comunidad de Madrid. estamos mas que informados ,por los distintos medios de comunicación, de lo difícil que lo tienen los educadores ,DE CUALQUIER NIVEL DEL SISTEMA, para lleva a cabo su labor . Si o tienen autoridad legitimada seguirá reinando la ley del terror en llas aulas y centros….

Reply
MariaJose

A mi este documento para “reforzar o devolver” la autoridad del profesor me parecería muy bien si fuese refrendado por el apoyo incondicional de los directores de centro, que a menudo no quieren problemas con los padres y cuando te discuten una sancion(trabjo extra en el centro) o expulsion a casa dan la razon a los padres ,nos desautorizan de nuevo y perdonad la expresión te comes al alumno con patatss porque eres una exagerada.He elegido ser tutora en Diversificación y los chicos con frecuencia me agradecen que luche por y con ellos,me imagino que sabéis que este tipo de alumnos son especialistas en tirar la toalla.

Reply
Vetinari

Una duda: ¿Quién protegerá al alumno del abuso de autoridad? Porque esa es una pata de la mesa que, a veces, también cojea, pero a la que nadie parece querer ponerle el calzo.

Reply
Mar

Es una iniciativa muy buena, ya que hoy carece de autoridad, no en todos los casos, pero en la mayoría se está viendo que es así, y esta medida no solo va por los alumnos, sino más lamentable aún, por sus padres, esos que en sus casas no se hacen respetar consintiendo todo a sus hijos, y no dándoles una educación cívica
adecuada, claro que en muchos casos los padres tampoco la tienen.

Reply
Ros

Me parece una falta de respeto el de la comunidad de Madrid, despues de todos los insultos propinados por la presidenta, Esperanza Aguirre y sus acólitos,ahora una vez más nos vienen con la autoridad.Soy maestra de la enseñanza pública y las mayores agresiones a mi autoridad vienen de las administraciones educativas , con los equipos directivos a la cabeza, que dicen frases como: si te implicas ya sabes tendrás mas complicaciones, y mientras ellos , solo ejercen AUTORITARISMO CON LOS DOCENTES, y servilismo con sus jefes, familias que pueden dar complicaciones…etc esta postura es nueva de 6 años para aca, pero aumenta exponencialmente.

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *