Educar es el proceso de guiar al otro hacia sí mismo, hacia quien realmente es… y no hacia quien nosotros queramos que sea.

Decía Carl Rogers: “el niño que se siente escuchado, crece seguro de sí mismo, mientras que el que no es escuchado deja un gran espacio para el deseo del otro, que va cubriendo, tapando, desplazando y ahogando progresivamente el propio deseo”.


Dice muy acertadamente Antoine de Saint- Exupèry (autor de El principito):

“El verdadero amor no es otra cosa que el deseo inevitable

de ayudar al otro para que sea quien es”

Para conseguir que nuestros hijos tengan un adecuado desarrollo emocional, necesitamos generar un ambiente de confianza dentro de la familia donde:

z Se pueda hablar con libertad, sin tabúes ni temas prohibidos.

z Se escuche, se respete y se valore la opinión de todos.

z Haya convicciones razonadas y siempre discutibles.

z Nunca se escuche: “¡Tú, calla!”.

z Todos podamos expresar nuestras opiniones, sin recibir descalificaciones.

z Se reconozcan y valoren los pequeños éxitos de cada uno.

z Se juzguen los hechos, y no a las personas.

z Se acepten todos los sentimientos, pero no todas las acciones.

z No se presuponga mala intención por parte de nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

SM (ver datos en la Política de Privacidad) tratará sus datos con la finalidad de atender su solicitud, siendo la base legal para ese tratamiento el eficaz desarrollo de nuestras relaciones. Los datos, salvo obligación legal, no serán comunicados a terceros que no necesiten conocerlos para dicha finalidad. Solo si nos autoriza expresamente marcando la casilla correspondiente, además, podremos proceder al tratamiento de sus datos por otras entidades de grupo SM, con la finalidad de enviarle comunicaciones de nuestros productos y servicios.

Podrán existir tratamientos fuera del territorio nacional, quedando garantizado siempre, en ese caso, un nivel de protección adecuado según ley.

Puede acceder, rectificar y suprimir los datos, así como ejercitar otros derechos legales, dirigiéndose por escrito a nuestro Delegado de protección de datos. Para más información, consulte nuestra Política de Privacidad.