Las distintas investigaciones sobre educación emocional han desarrollado diferentes modelos que nos pueden ayudar a favorecer nuestra autoestima emocional.

Estas son algunas de las herramientas que nos pueden ayudar a tener una autoestima positiva:

El puzle

Se utiliza para entender que todos formamos parte de un todo, pero que cada uno es una pieza única e insustituible.

El modelo “CAPA”: se trata de un modelo cuyo objetivo es identificar las dimensiones más importantes en el desarrollo emocional. Una persona feliz sería una persona:

> Creativa: capaz de generar cosas nuevas.

> Amorosa: que estima, respeta y sabe valorar.

> Pacífica: que vive en una cultura de paz.

> Autónoma: con criterio suficiente para decidir, que se interesa por el mundo que le rodea y que es capaz de cuestionar las cosas.

Estas cuatro dimensiones deben educarse desde la infancia.

El 10%

En cualquier situación en grupo habrá por lo menos un diez por ciento de los miembros a quienes no les seremos agradables.

El banco de tres patas

Esta propuesta supone ser consciente de la importancia de desarrollar los distintos aspectos de nuestra realidad (la familia, el trabajo, la salud…). Si descuidamos alguna de las “patas”, el banco se desequilibra.

El paraguas

Consiste en ser conscientes de que todos tenemos una capa protectora compuesta por nuestras fortalezas y puntos de mejora.